lunes, 14 de diciembre de 2015

Nerviosismo


Definición
Es un estado de excitación en el que el sistema nervioso responde de forma exagerada o desproporcionada a estímulos considerados normales.

Causas
Todas las drogas actúan sobre el sistema nervioso y producen nerviosismo o lo agravan. Sin embargo, en algunos casos puede dar la impresión de que momentáneamente lo calman, aunque pasado el efecto reaparece con mayor fuerza. El consumo de tabaco, o de alcohol y café u otras bebidas estimulantes, son la causa más común de nerviosismo y falta de equilibrio en el sistema nervioso.

Tratamiento
Además de los alimentos cuyo consumo recomendamos en caso de nerviosismo, existen hábitos saludables que pueden ayudar a combatirlo:

  • Tomar un buen desayuno, para evitar la hipoglucemia (falta de azúcar en la sangre) que suele producirse a media mañana, lo cual provoca nerviosismo e irritabilidad.
  • Comer a horas regulares, para evitar bruscos descensos en el nivel de glucosa en la sangre.
  • Practicar algún deporte, especialmente la marcha o caminata.

Aumentar
-Avena
-Germen de trigo
-Girasol, semillas
-Nuez de Brasil
-Nuez
-Lechuga
-Aguacate
-Anacardo
-Guisante
-Fruta de la pasión
-Albaricoque
-Polen

Reducir o eliminar
-Bebidas estimulantes (café, té, mate, etc.)
-Bebidas alcohólicas
-Azúcar blanco

viernes, 4 de diciembre de 2015

Espinaca


Además de dar fuerza a los músculos, protege la retina




Descripción: Hojas de la espinaca ('Spinacia oleracea' L.), planta herbácea de la familia de las Quenopodiáceas.




En nuestros días, las investigaciones tanto clínicas como de laboratorio, han confirmado que Popeye, el famoso marino de los dibujos animados, tenía razón al comer tantas espinacas para obtener fuerza física. Además, se han descubierto nuevas aplicaciones dietoterápicas de esta excelente verdura, como su acción protectora sobre la retina y visión.

Propiedades e indicaciones: La espinaca es posiblemente la verdura más nutritiva de cuantas se conocen, aun a pesar de que tan solo aporta 22 calorías por cada 100 g. Su contenido en proteínas es bastante elevado para una verdura (2,86%), pero apenas contienen hidratos de carbono (0,8%) y grasas (0,35%).

El poder nutritivo de las espinacas radica en su gran riqueza vitamínica y mineral, ya que 100 g de espinacas aportan:
- dos tercios (672 ug ER) de las necesidades diarias de vitamina A (1000 ug ER),
-la práctica totalidad (194 ug) del ácido fólico o folato necesario diariamente (200 ug),
-la mitad de la vitamina C (28,1 mg) que necesitamos cada día (60 mg),
-casi la cuarta parte (79 mg) del magnesio que necesitamos cada día (350 mg),
-más de la cuarta parte (2,71 mg) de las necesidades diarias de hierro (10 mg).

Estas son sus aplicaciones más importantes:
  • Afecciones de la retina: Una investigación muy minuciosa llevada a cabo en el Massachusetts Eye and Ear Infirmary (Hospital para los ojos y los oídos de Massachusetts) y en la universidad de Harvard (Estados Unidos), ha puesto de manifiesto que las personas de 55 a 80 años de edad que consumen espinacas de forma habitual, presentan un riesgo mucho menor de padecer pérdida de agudeza visual debida a degeneración macular.
  • Anemia: La espinaca contiene 2,71 mg de hierro/100 g, proporción que supera a la de la carne. Aunque el hierro de origen vegetal se absorbe con mayor dificultad que el de procedencia animal, la presencia de vitamina C procedente tanto de la propia espinaca como de otros alimentos, favorece notablemente la asimilación de este mineral. El jugo fresco de espinaca {4} es una forma eficaz  de tomarla en caso de anemia.
  • Aumento del colesterol: Se ha comprobado en animales de experimentación, que las proteínas de las espinaca impiden la absorción del colesterol y de los ácidos biliares. Su consumo ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre.
  • Embarazo: Por la riqueza en ácido fólico o folato (194 ug/100 g) que previene ciertas malformaciones nerviosas en el feto, así como por su poder antianémico, la espinaca es una verdura ideal para las embarazadas.
  • Deporte y crecimiento: Por su riqueza vitamínica y mineral, las espinacas constituyen una verdura muy recomendable para todos los deportistas y adolescentes en fase de crecimiento.
La espinaca es muy rica en luteína y zeaxantina, dos carotenoides que previenen la pérdida de agudeza visual debida a degeneración de la mácula, el punto más sensible de la retina. Este trastorno es la causa más importante de ceguera en la tercera edad. La espinaca es más efectiva incluso que la zanahoria en la prevención de la degeneración senil de la mácula de la retina. 

Preparación y empleo

1.- Crudas: Cuando las espinacas están tiernas, se pueden comer en ensaladas.
2.- Congeladas: Pierden una pequeña parte de vitamina C, pero tienen la ventaja de hallarse disponibles todo el año.
3.- Cocinadas: La forma ideal es al vapor, pues así conservan la mayor parte de sus vitaminas y minerales.
4.- Jugo fresco: medio vaso al día antes de la comida o la cena, tomado a sorbos, es una dosis recomendable.